Suecia recicla tanto que se ha quedado sin basura y debe importarla de otros países para producir su energía.

Suecia no deja de sorprendernos y otra vez nos deja un gran ejemplo. En este país el 99% de la basura es reciclada y menos del 1% acaba en tiraderos de basura. Esto se debe a un sistema que han creado para transformar la basura en energía para el país. Su sistema reciclaje es tan asombroso y obtienen un rendimiento tan alto que ahora necesitan importar basura para seguir generando energía. La realidad es que en Suecia se está acabando la basura, y ahora necesitan comprarla en grandes cantidades a otros países. En simples palabras se puede decir que Suecia compra basura de los países vecinos para generar su propia energía. Desde el gobierno Sueco han revelado que el país importa unas 700 mil toneladas de basura al año. El funcionamiento del reciclaje en Suecia es así: El 99% de la basura se recicla o se incinera. 250 mil hogares viven de la energía generada por la basura y casi el 20% de los hogares disfrutan de la calefacción que proviene del tratamiento de residuos. Los basureros públicos solo recogen el 1% de la basura del país. Los desechos de los hogares se separan así: metales, orgánicos, pilas, cristales de color, cristales transparentes, cartón, papel, periódicos, revistas, plásticos duros y plásticos blandos. Algunas ciudades de Suecia utilizan camiones de basura con altavoces y música para hacer que su paso sea más agradable. Un país muy inteligente a la hora de reciclar y que sin dudas muchos países debería imitar. Reciclar es bueno para nosotros y para el planeta, así que esperamos que este gran ejemplo sirva para generar conciencia y empezar a cuidar lo que nos rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *